La clave de la entrada

Siguiendo con el hilo argumental de este blog, hoy vamos a hablar de entradas o “post”. Como os he comentado en varias ocasiones, estoy constantemente informándome sobre qué contaros y cómo contároslo y sobre cómo hacer las cosas mejor. He leído a varios autores contando cuáles son sus trucos para hacer bien una entrada, y la verdad es que en general, todos vienen a estar de acuerdo en una serie de puntos a seguir para que todo salga bien. La mayoría de esos autores, son blogueros profesionales y por lo tanto, su trabajo es precisamente escribir en su blog. El resto no le podemos dedicar tanto tiempo y tanta dedicación a nuestro blog porque no es nuestra profesión, pero sí podemos adoptar una serie de pasos que nos ayuden a conseguir acercarnos a los blog profesionales. Ahí van las claves para que nuestras entradas de blog sean mejores.

La clave de las entradas

Investigar y recopilar información.

De esto ya hemos hablado anteriormente. Realmente se puede escribir sobre lo que se quiera, debe haber un trabajo de investigación previo, incluso en las entradas de opinión. Recopilar la información necesaria para ofrecer datos contrastados es básico para mantener al credibilidad y la confianza de los lectores.

Practicar la escritura libre.

Esto a mí realmente me funciona. Yo que no he nacido en la era digital, tengo un problema que voy superando a la hora de redactar directamente en el ordenador, lo que puede hacer que pierda el hilo de lo que voy contando con facilidad. Así que lo soluciono escribiendo todo lo que tengo que decir. El tema ya lo conozco, porque lo he investigado, lo escribo sin parar y luego ya lo leo y lo corrijo y lo vuelvo a leer y lo vuelvo a corregir –ya habíamos quedado que esto es fundamental, leer antes de publicar-.

Intentar encontrar una historia.

Una manera de atrapar al lector es relatando una historia. Envolver la entrada para que tenga un argumento. Desde luego, hay temas y temas, pero, siempre es interesante contarle a los lectores porqué estás hablando de eso. Los lectores se hacen partícipes de lo que se cuenta y así se facilita la confianza.

Prestar mucha atención al título.

Utilizar un titular convincente y fácil de entender es lo que va a hacer que el lector se quede a leerlo. También ayudan los titulares que parece que van a dar la solución definitiva a tu problema, –10 cosas a tener en cuenta para escribir un post perfecto-. Se trata de captar la atención del lector. Además se deben incorporar palabras clave en ellos.

No descuidar el primer párrafo.

El trabajo del primer párrafo es conseguir que el lector siga leyendo. En él comienza la historia que se va a contar y en él se tiene que dar una idea sobre lo que se va a hablar. Es en el primer párrafo donde se “engancha” al lector.

Incluir imágenes atractivas.

De ésto ya hemos hablado y hace bien poquito. Las imágenes ayudan a contar una historia y a captar la atención del lector. Incluir una fotografía atractiva también favorecerá la viralidad en redes sociales.

Optimizar la entrada.

La entrada debe ser interesante para el lector y, al mismo tiempo, intentar estar optimizada para mejorar su posicionamiento en los buscadores (y recuerda utilizar palabras clave).

Tener en cuenta a los lectores.

Se debe tener en cuenta si ese contenido que se va a ofrecer es lo que el público espera encontrar, si el blog tiene una temática muy determinada, no es recomendable cambiar la temática porque sí. El lector ha ido buscando algo determinado, entonces hay que dárselo. Escribe de una manera cercana y fácil de entender (sin excesivos tecnicismos), pero utilizando tu parte más profesional y practicando la empatía.

Facilita vistazo rápido.

Los lectores echan un vistazo rápido a toda la entrada antes de leerla. La letra debe ser clara y el artículo debe estar estructurado para que sea legible para ellos. Utilizar párrafos cortos, colocar subtítulos, resaltar con negrita oraciones o palabras más importantes en los párrafo.

Invitar a los lectores a interactuar.

No se trata sólo de que lo compartan. Se les debe invitar a hablar y comentar lo que se ha escrito, para que sepan que se escribe para ellos y que se les va a escuchar. La conversación retroalimentará tu blog con nuevos temas que a los seguidores les interese, para luego volver a empezar por el principio.

Y es por esto que os recuerdo que tanto arriba como abajo os dejo abierto el departamento de sugerencias, preguntas y reclamaciones. Para que me contéis los que os parezca de éste tema.

Un saludo.

Anuncios

2 comentarios

  1. me encanta tu artículo! no soy un blogger profesional, ni mucho menos y creo qué tampoco tenga esa meta en mi cabeza. Lo único qué “persigo” es una “constancia” entre entradas. La verdad es qué es más difícil de lo qué parece. A la hora de escribir (a menudo) me quedo “bloqueado”, me pierdo entre mis ideas. Ordenarlas y conseguir hacer una estructura decente es lo que mas cuesta, para que así quede un artículo “bonito”.
    Suerte!

    Me gusta

  2. Reblogueó esto en GEORGiOBBLOVERy comentado:
    un consejo a seguir para todos los blogueros!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: